-Milgases-

Como pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando elegí la estrella. Una que me pareció brillante pare echarle las culpas. Pensé que si centraba todo mi rencor en algo lejano, nadie sufriría por ello. Una estrella consciente de ser elegida para algo más que ser vista por a través de un telescopio la le daría un nuevo brillo.
La busqué concienzudamente. No todas las estrellas sirven como saco sobre el que meter las culpas. Aunque sea un saco grande como un universo. Descarté las que tienen nombre propio, por cierto tomado de alguien. No entiendo el motivo que una estrella se llame Mérope bastante tiene con ser la esposa de Sísifo para que encima la cargue con mis malos rollos.
Me decidí por una estrella de entre los miles de millones cuyo nombre era una especie de anagrama de números y letras de difícil pronunciación. Para hacerla más mía la llamé Milgases, un nombre a punto de estallar. Seguro que le gusta el nombre pensé, Milgases, no tiene sílabas trabadas ni fricativas ni ninguna otra de las trampas de la fonética.
Un día especialmente duro, con errores y malos rollos me senté en el alfeizar, la busqué y di rienda suelta a mi mal humor. Todo lo que no me atreví a soltarle a mi familia, a mi jefa, a mis amigos, al mundo en general. Y juro que por un momento dejó de brillar. Se borró del universo. La oscuridad ocupó el puntito donde antes estaba Milgases. Pensé que tanta queja la hizo explotar y ¡pum! en lugar de luz, un agujero negro. Quizás ha salido ganando con el cambio que los agujeros negros están de moda, es lo que me vino a la cabeza. También se me ocurrió que podía ser una estrella enana y había insultado a mi jefa metiéndome con su tamaño – yo a mi jefa la llamo uve alta porque es bajita pero con ínfulas-  le habrá parecido demasiado personal. Sentí un gran pesar, no era mi intención. Pero ya IMG_7827se sabe que las buenas intenciones son como el color naranja, solo son un impase entre pararte o hacer algo grave . La culpa me atenazó como la lana en verano. Y he decidido que en realidad era una estrella fugaz y que se quedó por aquí un rato para escuchar mis quejas, todo un detalle celestial.
A partir de aquella noche la estrella no ha aparecido en el firmamento. No voy a descargar mis frustraciones en otra estrella, no sea que me cargue a todos los astros del universo. Así que en lugar de buscar una estrella he decidido desahogarme con el poste de la luz de la esquina que no sirve y no hay manera que lo quiten. Un palo largo con aspiraciones de admiración que ocupa parte de la calzada. Le he llamado Propugte que no significa nada y además es complicado de pronunciar sin aclararte la garganta.
Ayer por la noche, juro que no había bebido, pero cuando estaba descargando todo mi rencor contra el palo de la luz he oído un sonido como de madera que me ha dicho en tono de reproche: es mucho más bonito, Milgases.

Anuncios

Un pensamiento en “-Milgases-

  1. Espero que no tengas que recurrir a menudo a Preputge…aunque como terapia, no está mal ,si desaparece lo que no nos gusta.Te sigo.Un abrazo Maica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s