-Una noche en la ópera-

Anoche fui a la ópera, la de verdad, con cantantes de voz potente y un decorado impresionante. No tuve que andar mucho. Si en lugar de tener el teatro, como quien dice al lado, hubiera tenido que desplazarme unos quilómetros más de los que hago para ir al super, la importancia hubiera sido doble. Yo de ópera, lo que se dice experta no soy, pero conozco algunas arias, por la publicidad. Es lo bueno que tiene la publicidad, que difunde músicas y a David Linch.
Una vez vi un anuncio de Linch con ratas y porquería y pensé que nadie debería dejarle hacer estas cosas. Porque la ratas tenían arte.
El hecho es que fui a la ópera porque en un sorteo me tocaron dos entradas. Pedro sí que tenia ganas de ir a la opera. Estaba entusiasmado. No es raro, se entusiasma con todo lo que a mi ni fu ni fa. IMG_2056
Esta vez sí que nos ha tocado algo que merece la pena me dijo. Me contó un rollo sobre que ir a la ópera es como aquello de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Si no lo haces, no has participado en el desarrollo futuro de la humanidad.
Sinceramente no creo que la humanidad tire adelante por semejantes proyectos.Lo de plantar un árbol lo entiendo, aunque sea uno de los que tarda tanto en crecer que no puedes estar segura. El problema es qu,e si los millones de personas que vivimos en la tierra plantamos un árbol tendremos que irnos a vivir a marte. Todo se dice muy pronto pero hay árboles que no deberían ser plantados, lo mismo que hay personas que no deberían haber nacido y no lo digo por el representante de máquinas tragaperras.
Pedro habla de plantar un árbol para poder tener papel y escribir un libro. Aunque Pedro ya ha escrito un libro que no ha leído nadie, más que él, yo y el vecino que nos debe un favor. Creo que quiere tener un hijo para asegurarse que haya otro ser humano que lea su libro.
Él siempre con sus ideas. Al menos si se entretiene con la ópera no me dará la tabarra con lo de que tengamos hijos. Una docena de hijos y unos amigos y ya le sale a cuento la autoedición

12 pensamientos en “-Una noche en la ópera-

  1. Con ópera o sin ópera con árboles o sin ellos con libro o sin libro con hijo o sin hijo todo depende de quizás otras cosas para ser más felices………
    Un Abrazo Carme , buen escrito🙂 .

  2. La ópera, los árboles, los hijos ,los libros…..todo contribuye a llenar esta existencia. Tú sigue escribiendo, que yo te sigo leyendo encantada.

  3. Esta hermosa la historia aunque no me gusta el modo de comparar a “la ópera es como aquello de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro” ya que todos estos elementos desempeñan una función propia.
    Pienso yo que esta historia ayuda a iluminar nuestras ilusiones y a nuestro sentido de vivir porque todo esto contribuye a encontrar o construir nuestra felicidad desde mi punto de vista. Aun así agradezco al autor a que continué escribiendo estos micro cuentos y que narre historias de reflexión de vida como de motivación personal.
    Disculpara por comentar dos veces mas
    Atentamente
    Juan Quinde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s