-Fragmentos-

El autobús llega antes de la hora, o al menos me lo parece a mí que lo he cogido por los pelos. Dentro sentadas, un número de mujeres con caras serias me miran indiferentes. Todas menos una que duerme con la cabeza recostada en el cristal. Sieno que es tan dificil dormir que me siento delante y apoyo la cabeza como ella. Unos golpecillos retumban por mi cráneo. No entiendo como puede dormir. Quizás está tan cansada que esto le sabe a gloria o quizás es que los golpes forman parte de su vida.
El autobús se salta un semáforo, cuya espiral verde se ha transmutado en rojo. Frena atolondrado. Todos nos movemos y recibimos como premio una fuerte sacudida. La mujer que dormía se ha despertado, mira asustada como si no supiera donde está. Observa con atención el cristal y se vuelve a recostar. Creo que buscaba el hueco exacto del cristal para volver a colocar la cabeza.

Berlín

Berlín

Bajo del autobús y miro al joven que ha castigado su pelo por ser castaño común tiñéndolo de naranja. El pelo destaca como una llama grasienta mientras atiende el surtidor de gasolina. Probablemente no puede encender fuego y se conforma con ver arder su cabello. No se ha teñido las cejas por si se le olvida de cómo era en realidad su pelo.

Una mujer con tacones de aguja camina a mi lado. Su acompasado traqueteo se oye muy por encima de mi simple andar con zapatos de tacón plano. Se ve alta y esbelta. Despierta admiración hasta que trastabilla con un tropezón ridículo. Mejor le hubiera ido caerse. Los que ahora la miran con condescendencia y burla se hubieran preocupado por su pie. Incluso la habrían invitado al bar de la esquina.

En la puerta del bar un japonés tiene un cigarrillo en la mano. Con una parsimonia graciosa se mete el cigarrillo en la boca y expulsa el aire. No hay humo, el cigarrillo es de plástico. No necesitaría salir a fumar a la calle a lo mejor lo hace porque en realidad le gustaría estar fumando y se ve a si mismo en la calle como un fumador cualquiera.

 
Una mujer árabe se acerca atareada, va vestida muy vestida, a la manera que visten las mujeres árabes que quieren demostrar que lo son. La cara blanca sale como una luna de entre los pliegues oscuros de su chador. Al pasar junto a mi, veo que lleva el ojo derecho tapado con un parche. Desconozco los motivos por los que se ha cubierto el ojo, no creo que sean religiosos.

 

Una joven está detenida ante un restaurante, indecisa. No sé si tiene hambre. Lleva una camiseta que deja al descubierto sus hermosos brazos y más allá del nacimiento de sus senos. Sin embargo calza unas peludas botas. A ras de suelo debe hacer más frío.
En el restaurante, un padre y su hijo juegan con los muñequitos que iban en la caja de la comida. Mientras juegan, la comida languidece junto a las servilletas y unas cucharillas de plástico que dan ganas de alimentar por lo poca cosa que son. Acabado el juego se van a comer un bocadillo que compran en la pastelería cercana.

Deambulo viendo que las palomas me miran esperando que les de algo, como los esperan  los que abren la puerta de la iglesia. Me invitan a entrar no sé si para salvar mi alma o para poder cenar. Por suerte las palomas no pueden abrir las puertas.

A veces veo el mundo como si abriera el grifo de agua caliente y empañara mi vida. Despues paso el dedo y dejo entrever fragmentos. Es un ejercicio que me reconforta. Fragmentos de mi vida, fragmentos del mundo en que vivo.

 

13 pensamientos en “-Fragmentos-

  1. Efectivamente, de esos fragmentos y de otros se compone la vida. Esas son las piezas del puzzle mundial. Excelente texto, Carme. Como siempre

    • La vida y los instantes que la conforman crean mis vision de la realidad. Siempre me interesa como los demás se acercan a mis visiones y aprender de sus reacciones.
      Salut

  2. Efectivamente, de esos fragmentos y de otros se compone la vida. Esas son las piezas del puzzle mundial. Excelente texto, felicidades sigue escribiendo que tu eres muy buena para los cuentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s