-La llama-

No es país para viejos. Los jóvenes allá
Gozan en mutuos brazos, y en las ramas los pájaros.

Los versos de Yeats suenan más crueles dichos por Javier, un hombre mayor a la Vejez. Porque Javier es viejo. Vive en lucha constante con la Vejez desde que esta poco a poco  fue apareciendo por su existencia.
Ella, la Vejez, le echa en cara que ha dejado pasar el tiempo tratando de fingir que no pasa. Javier le espeta furioso que con su presencia desdibuja el que hasta hace poco había sido su mundo.Flama
La lucha, con el paso de los días se ha vuelto más agria. Ella, la Vejez, se aferra al cuerpo de Javier para ser alguien. Él, Javier, se empeña con más ahínco en ser joven para borrar toda traza de ella en su cuerpo.
Él y ella, en su absurdo empeño en ser  la llama de una vela llamada cuerpo, no se dan cuenta que es precisamente la llama quien finalmente los extinguirá a los dos.
No es país para viejos– recita gritando Javier
-Ni para hombres que en su viaje, trapichean con la sabiduría por lograr una pequeña y ridícula inmortalidad- responde gritando la Vejez.
Pero Javier no la escucha y en su afán por dejarla atrás, apaga un poco más su llama.

10 pensamientos en “-La llama-

  1. Cada época de nuestras vidas tiene sus ventajas y sus desventajas, la vejez es el principio de la meta, y a ésas alturas ya deberíamos saber que hay un final.
    Bello escrito.
    Un Saludo🙂 .

  2. Me ha llegado profundamente porque es….
    ..”.un tema muy difícil que hay es el de los viejos. Porque nadie quiere , ni acepta que será viejo, y en muchos casos nadie asume que es viejo. Es así, en el momento que admitís la vejez la vida se transforma. Es bastante interesante eso.”
    Silvia Tron. Periodista Uruguaya,. Pionera, en el abrirse paso, en tiempos en que su profesión era cosa de hombres.
    Hasta pronto.

  3. No se nos prepara para ser viejo, tampoco para enfrentar a la muerte. Cosas de la vida cuando se es puber, ya desea uno tener años de más para aparentar más edad, y cuando se acerca la vejez, hacemos de todo para evitarla. Como si el reloj biológico se pudiese atrasar. Excelente texto. Un abrazo Rub

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s