-Prisas-

Sentada tras el cristal de mi balcón observo como jóvenes, viejos, niños y adultos se contagian del fervor apresurado que envuelve la mañana. Rápido, rápido, más rápido. Los pasos resuenan sin tiempo a sonar distintos, hasta llegar al semáforo que está a punto de cambiar.
Tengo prisa, adiós. Lo siento, ahora no que tengo prisa. Luego te llamo que tengo prisa.
Prisa, más prisa, más de prisa, casi correr. fera de ferro
A veces, pero solo a veces, un despistado rompe el ritmo con un paso lento, casi una afrenta a los demás apresurados que le apartan con un rápido quiebro y se permiten el desprecio de una mirada lenta.
Alguien podría pensar que esta prisa conduce hasta el lugar más feliz, un edén sin fronteras donde la prisa permite cruzar sin detenerse, donde las aceras no tienen escalón y los semáforos arramblan todo el verde. Pero para tristeza de muchos, la prisa solo conduce, con prisa, a ninguna parte.

Al final de la tarde sentada tras el cristal de mi balcón, observo como el ritmo ha cambiado, la prisa se fue y llegó la calma, una calma de haber comprobado que no hay vida más que la propia por mucho que nos vendan que si vas más de prisa alcanzarás la de delante. Por esto jóvenes, viejos, niños y adultos, caminan lentos, quizás porque aprendieron que correr en un mundo redondo solo da para llegar otra vez a la salida.

14 pensamientos en “-Prisas-

  1. Molt bo, Carme. Una curta però gran reflexió sobre el maleit estrès que ens domina. I una bona explicació del perquè per molt que correm, acabem fent cap al mateix lloc.

  2. En la estación de tren de la ciudad gris las horas punta desvelan además de la prisa la ley del empujón, la ley de la selva. En muchos casos es la prisa por tomar un asiento, arrebatárselo a otro que no ha sido tan rápido con los codos. Quizá la prisa es la lucha por alcanzar la calma, la calma del asiento, la calma de la casa y un paseo, preparándonos para esa “salida” que apuntilla de manera excepcional tu reflexión.

    PD: Per açi no hem tingut primavera i hem passat directament de l´hivern a l´estiu. Fa bon temps, de moment, encara que a les vesprades sempre amenaça troná. Una abraçada mentres disfrute del sol a la feina.

    • ¡Qué placer encontrar tus comentarios!
      La prisa por alcanzar la calma, ojalá sea esto lo que buscamos.
      Salut
      PD: per aquí l’estiu es mostra caòtic, com si tingués por de ser ell i volgués disfressar-se de tardor. Plou i fa sol i les bruixes es pentinen

  3. Muchas gracias por tu escrito que no conoce la prisa, ni aún en los días de fiesta. Y el final… ¡qué buen final!
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s