-Caer-

C

aer poco a poco, como con desgana es lo que siente cada día al levantarse. Un caer sin dejar atrás todo cuanto ha sucedido en la vida y todo cuanto no ha sucedido, sino un caer con nostalgia de todo lo que pudo ser y lo que no fue.
Sin poderlo evitar aparece el resentimiento, el reproche y la rabia. Esto es lo peor de la caída, hacerlo con desgana y con rabia, fluctuar sin conseguir un equilibrio entre lo que hago y lo que quiero.
Hay otros que van cayendo con feliz aceptación. Caigo porque es el destino, caigo porque soy de caer, caigo porque quiero. Esto sí le gustaría gritar, caigo porque me da la gana, qué pasa, es que acaso uno no se puede caer. Pero en el fondo no es un espíritu combativo lo que le mueve a rebelarse, es el no saber caer con estilo, con esa lentitud poderosa que permite ir recordando lo bueno y reinventando cuanto le hubiera gustado olvidar.

Raïm

Siempre ha sido un personaje al que la mediocridad se le ha dado mal, no porque no lo sea, sino porque le cuesta aceptar que lo es. El hecho de querer caer con estilo es su manera de quitarse la mediocridad de encima y hacerlo con una actitud elegante.
Los mediocres le dan repelús siendo como es él mediocre, por esto es por lo que los detesta tanto, porque se ve reflejado en cada uno de los movimientos que realizan, en cada uno de los peldaños de sus caídas, en la manera de borrar los recuerdos y reescribirlos. Todo ello lo convierte en un ser amargado que odia a los que son como él y aspira a ser los que nunca estarán a su nivel, por elevados.
Quizás si se dejara caer con inteligente indiferencia, sentiría que caer no está tan mal, un inevitable fin de fiesta. Y de la rabia podría sacar un frívolo beneficio. Una caída soltando livianas partícula de pensamiento, le otorgaría una cualidad que desconoce y permitirían al mundo desprenderse de quejumbrosos tipos mediocres cayendo con desgana.

20 pensamientos en “-Caer-

  1. ¿Sabes cómo caigo yo? Buscando cómo levantarme, dónde agarrarme para conseguirlo. Parecerá una bobada, pero una vez me salvó la vida. Literalmente.

    Caer es inevitable, todos lo hacemos alguna vez. No es un drama. Y tiene solución. Basta con levantarse, aunque no siempre sea fácil.

    Saludos.

    • Hola mc, que placer volver a encontrarte por aquí. Cuidate la rodilla y te deseo que las caidas interiores sean de poca altura para levantarte sin rasguños.
      Salut

  2. ¡Yiauch! Y es que con todo y todo, qué difícil es aceptar que se cae. O que se puede caer… creer que se le puede ganar la partida a la gravedad, que todo llegará a buen término, que son “los otros, la gente” quien cae… Porque se es infalible. Por eso es difícil aceptarla.

    Feo, también, es que para evitar caer hay gente que no se levanta y vive arrastrándose, en el mejor de los casos. Sí, eso es feo.

    Tuanis, Micro.

  3. Una reflexión inteligente, de la caída de un ser que odia la mediocridad y aspira a ser lo que nunca logrará.

    Todos caímos en algún momento de nuestra vida. El sabernos levantar, magullados, heridos o libres de culpa sin ningún rasguño, es solamente un ejercicio de nuestra voluntad. Muchos lo consiguen al ” tocar fondo “, no hay , palabra, apoyo, amor que lo logre. ” Somos arquitectos de nuestro propio destino ”

    Todos tus escritos son riquísimos, hasta lograr en éste que tiene su basamento, en dos ejes, caer con estilo, salir de la mediocridad.

    La foto y tus palabras lo dicen todo. Perdona, el comentario está demás.

    Hasta pronto.

  4. SI bien la caída tiende a ser inevitable, lo que mata es la frenada. Un gusto leerte, como siempre, Carme. Buena suerte y más que suerte!

  5. siempre creí que la mediocridad es inherente al ser humano, me gusta pensar que hasta einstein tenía los momentos en los cuales se sentía un pobre físico mediocre. no muchos pueden admitir que caen porque no queda otra y a partir de ahí aprender a planear en la caída para poder ver el paisaje.
    abrazo, carme.

  6. Me temo que las caidas son parte de la vida. lamentarse no sirve de mucho. Analizar el por qué creo que tampoco. Lo mejor siempre será pensar en cómo levantarse. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s