-Un cuadro de otoño-

S entado en su cómoda mecedora observa el cuadro. Es un paisaje de otoño que desde siempre ha estado colgado en el rincón más claro de la salita. Cada día lo mira por si algún cambio ha alterado la pacífica uniformidad de los árboles o si un temporal ha llenado el riachuelo que discurre quieto, con las lluvias torrenciales.
Su mujer se burla por empeñarse en algo tan absurdo pero él sigue observando por si acaso.

fulles3

Hojas sin más

Esta mañana el sol ha decidido quedarse tras las nubes y el rincón de la salita viste una suave penumbra. No le importa y, sentado en la cómoda mecedora, se dispone a contemplar el cuadro. De repente, una hoja se desprende del primer árbol. Él se frota los ojos para constatar que ha sido real y sonríe. El cambio esperado llegó por fin.
La hoja caída está seca y se la ve cansada de estar tanto tiempo colgada. Él árbol no demuestra el menor pesar por la pérdida, total qué es una hoja seca sino un estorbo. Sin embargo es un ejemplo y tras ella, otras siguen el camino trazado y acaban llenando el suelo de la estancia con hojas de colores cálidos. Los árboles sin las manchas que cubrían su desnudez quedan convertidos en meras rayas de irregular trazo.
Cuando ve el suelo cubierto de hojas secas, con cuidado se quita las zapatillas y los gruesos calcetines de lana. Coge su bastón y pasea alegre sintiendo las hojas crujir bajo sus pies. Cada terminación nerviosa renace y se siente otra vez vivo.
Cansado de andar recoge los pedacitos que quedaron de las hojas en un bote y lo guarda. Más tarde piensa componer un puzzle y colgarlo junto al cuadro para que los árboles sepan la belleza que han perdido.

22 pensamientos en “-Un cuadro de otoño-

  1. Buena idea la hojarasca en domicilio, supera con creces la moqueta o el parquet,lo malo de la hoja caduca es que por mucho que barras vuelve a caer y te pasas el día barriendo el comedor, el pasillo, etc.

    SaluTTT

  2. La ensoñación lo puede todo. Una imagen muy bonita la del viejecito mirando el cuadro y viendo como se quedan los arboles pintados sin follaje mientras el suelo se va cubriendo de hojarasca que cruje bajo los pies.
    Un saludo,

  3. Me encanta este relato de esperanza, de sueños cumplidos que hojas que devuelven la vida a unos pies descalzos. Y sobre todo la idea de colgar el puzzle junto al cuadro para “que los árboles sepan la belleza que han perdido” Un saludo

  4. Un relato muy gráfico, por un lado de lo que representa el otoño, y por otro, lo que puede llegar a ser la vejez. Entretenerse con las hojas caídas… Me llegó el colorido de las hojas y la luz tenue.

    Saludos.

  5. Qué terrible escenario me imaginé de repente: un primer pelo se nos cae, pero a la cabeza no le importa porque, al fin y al cabo, hay muchos más como él. Pero ante semejante desinterés y descuido, ese pelo sirve de ejemplo y otros deciden imitarlo. Así la cabeza rápidamente se convierte en un mero parquet que toma brillo al encerarlo.
    Muy bonito tu texto, micromios. Y me encantó el comentario de Concha.
    Saludos!

  6. Sabes? aunque nadie me lo crea, mi estación preferida es el otoño. Algo tiene ese ballet de hojas cayendo, esos colores.
    Un bello texto y con infinidad de lecturas.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s