-Hoy he soñado con mi escritor favorito-

Graffiti.Varsovia 11

Grafitti- Varsovia

H

oy he soñado con mi escritor favorito. No ha sido un sueño de intercambio intelectual, durante el cual, el escribe y yo leo. No, ha sido especial, un sueño erótico. Y ha debido ser algo memorable primero porque sólo me acuerdo de los sueños que me impresionan y segundo por como estaban las sábanas, que no se distinguía la colcha del almohadón.
La verdad es que si Mefistófeles me hubiera sugerido un cambio del alma por algún deseo, hubiera dicho: quiero escribir como él. No se me hubiera ocurrido el canje por gozar de una relación húmeda y carnal en la que me enseñaba otros lenguajes, pero tras la ensoñación, no lo tengo tan claro. No voy a entrar en detalles, que lo cuente él si quiere.

Es que siempre he sido discreta con esto del sexo. Él sin embargo no tiene problemas por ir contando y encima en cualquier lengua, todo lo que le pasa por cualquier parte del cuerpo, incluida la cabeza.
Es un autor que hace magia con las letras y con la pluma Montblanch, aunque en mi sueño, sin necesidad de escribir una palabra. Creo que voy a tener que comprarme una, para poder sacar lo mejor que tengo dentro, que el boli Bic no da tantas alegrías.
Tras este intercambio de sudores en la misma cama, no sé como voy a poder leerle y no sentir vergüenza literaria. En cuanto aparezcan ante mis ojos oooohhh, aahhhh, no seré capaz de ver las letras, se desvanecerán las palabras y quedará el sonido llenando la estancia. Ni me quiero imaginar lo que ocurrirá cuando en un capítulo, empiece con sus divagaciones intelectuales, su citas literarias tan seductoras y sus asociaciones de adjetivos imposibles. Me llevarán a verlo despanzurrado en la cama, ahíto de placer y pidiendo que le lea un trocito de Ulises.
La próxima vez que alguien me diga que este libro es un rollo ya le explicaré yo cuatro ideas que le harán ver la luz.
Nunca imaginé que jugar al “¿lo has leído? fuera tan interesante. Ni que Los detectives salvajes fueran, eso, tan salvajes.
Supongo que todo el mundo tendrá claro que el autor está vivo, nunca me gustaron las prácticas extrañas con seres de ultratumba, que aunque escriban como los ángeles y  hagan volar la imaginación, si he de tocar algo que esté tierno y se hunda con precisión estilográfica.
Siempre nos quedará el almohadón de una casa perdida. Es que hoy París es una ciudad nerviosa y no se acaba nunca.

29 pensamientos en “-Hoy he soñado con mi escritor favorito-

  1. Micromios, que confesión!
    Me alegro por ese sueño, ya que si de soñar se trata, yo tampoco hubiera desperdiciado ese tiempo precioso para leernos cosas mutuamente.
    Pero ahora que lo pienso, mis escritores favoritos son hombres, y por el momento no se me ha despertado ninguna fantasía con ellos… Así que seguramente no dejaríamos las sábanas repletas de sudor, sino el piso lleno de manchas de vino y el aire viciado de humos varios. (Tengo que conseguirme una escritora favorita para aprovechar mejor mis sueños!)
    Buena suerte y más que suerte!

  2. Bueno, bueno, micromios, este sueño de tan intenso parece real. Soñar con un detective salvaje es palpitante pero si detrás se esconde un Bolaño más vivo que muerto debe de ser indescriptible.
    Un saludo,

    • Hola Anne el escritor que se esconde es admirador de Bolaño, de hecho no sabría con cual quedarme a la hora de leer sus libros pero el que soñé está vivo y bien vivo. Hay una buena pista el el texto.
      Salut

    • Hola Fire no se trata de Bolaño, uno de mis preferidos, que para dolor de la literatura ya solo podemos disfrutar de él en sus libros. Mi autor va por ahí y además deja rastro.
      Salut

  3. Acabo de llegar de París y no me lo encontré. ¿Al Ulises que te refieres es al de Joyce o al clásico? ¿Será Vila-Matas tu escritor oculto entre las sábanas? ¿O Suskind?

    Felices sueños, y felicidades por este original relato.

    Saludos.

  4. Es Eduard, no tengo ninguna duda. Lo de la pluma Montblanc haciendo magia sin escribir palabras … ejem … como se entere su Santa! Escandaloso. No te reconozco … me voy a otro relato que tengo muchos atrasados.

    • No sé si deshacer el equivoco pues igual significa que no considero un gran escritor a Eduard, pero que esté tranquilo que no es él, vaya susto que tendría el pobre.
      Salut

  5. No me extrañaría que Mefistófeles sí haya tenido que ver con todo esto. No sería raro que ese escritor en la sombra también haya recibido una proposición similar, secreta, y aun cuando (seguramente) se haya inclinado por algún exótico canje literario, también terminara recibiendo el regalo de una ensoñación caliente y bien lubricada con una escritora de su agrado. No es lógico creer que Mefistófeles responda a deseos más allá de los propios, y en ocasiones eso, paradójicamente, puede resultar una bendición.
    Felicitaciones para ambos, y que sigan echando párrafos 🙂

  6. Ves este post si me gustó mucho, es que hace poco los leía y como que no me convencían jaja. Pues he de decir que los sueños son tan maravillosos que hasta nos hacen escribir bien y vivir cosas con una intensidad riquisima🙂 Un abrazo

  7. Pues es maravilloso cuando los sueños nos sorprenden con situaciones que no nos atrevemos ni a imaginar, y encima con sensaciones tan vívidas que nos dejan huellas entre las sábanas. Siempre originales tus perspectivas Micromios. Saludos.

  8. También pensé que era Bolaño al que también admiro. Pero veo que tus sueños son con otras plumas y en París. El mejor marco para los sueños eróticos. Al final quien es este autor tuyo tan querido. Me muero de curiosidad…

    • Bolaño tiene un lugar muy importante en mi biblioteca, de hecho creo que tengo cuatro altares, uno para él, otro para Robert Walser. otro para Pla y otro para mi autor. Hay muchos otros pero de momento me quedo con ellos.
      Salut
      PD a Anne creo que también le gusta.

  9. No me imagino a Márquez con una pluma de oro, pero si a Llosa en varios idiomas, ya me dirás. Por alusiones diré que yo tampoco estoy muerto y que tenía una MontBlanch pero se la regalé a mi padre porque se encaprichó con ella.
    Bolaño compró un libro en a librería LaCentral justo cuando escribía 2666, justo cuando mi santa trabajaba allí, justo donde algo más tarde adquirí el susodicho 2666 y justo, no recuerdo en que página del libro, el mismo Roberto cuenta la visita a la librería en, ese, su libro póstumo.
    La vida es una novela que se compone de casualidades y reencuentros.

    De todos modos gracias por tan generosa comparativa.

  10. Alucinante base de datos Letras. Bolaño, como su 2666, está vivo, no tiene un final físico. Yo continúo esperando el desenlace de la obra, abierta al lector de modo generoso.
    Bolaño es un ejemplo como persona, un ejemplo como vecino de Blanes, un ejemplo como escritor, incluso fue, según fuentes cercanas, un ejemplo como enfermo, pues jamás transmitió su desazón(Se dice), escribió hasta el fin de sus días esperando cumplir el contrato con el editor preocupado por el futuro de su familia. Un EJEMPLO en mayúsculas.

    Força Barça

  11. Felicidades!!!.Te has marcado un buen homenaje a Vilamatas. Las pistas muy fáciles, Ulises y París nunca se acaba,,,,, Me ha gustado . Pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s