-Una película: Celda 211-

Cartel de la película

L mujer sube en el último vagón del metro. Va casi vacío y se permite elegir el asiento más cómodo, justo el que queda delante del póster de una película.
La mujer lee el título y no le interesa. A ella le gustan otro tipo de películas, las carcelarias las deja para los amantes de las emociones fuertes. No le parece que el cine tenga que mostrar tanta miseria, el mundo ya está bastante mal para encima ir al cine a sufrir.
Sin querer vuelve a fijarse en el cartel. Lo único que ve es una cabeza con el pelo muy corto, casi rapada. Seguro que será un asesino. Merecido castigo si está en la cárcel.
El número no le gusta. Los números primos le dan un cierto repelús. No tienen la posibilidad del equilibrio equidistante.
El cartel sigue con su implacable mirada sobre ella. Siente un escalofrío. El actor se ha mimetizado en un oscuro peligro que la espera al bajar. Tiene miedo. Entonces recuerda que él está en la cárcel y que no le puede hacer nada.
Abre el periódico y a doble página aparece la película. Sin querer mira los créditos, el cine donde la proyectan, la crítica, los comentarios de espectadores complacidos. Es sólo publicidad piensa y observa el póster que bajo la luz del techo se ve más oscuro. La cara parece llena de misterio, el ojo más abierto, más amenazador y un asomo de tatuaje le añade un plus de peligrosidad. No le gustan las cabezas rapadas.
Dos estaciones y se bajará, dejará el póster y al insufrible prisionero metido en la cárcel. Con altivez se levanta y se sienta de espaldas. El periódico queda olvidado en el otro asiento. Una parada más. Dos jóvenes entran y observan el póster y sin pausa, hablan de la película.

Portada del libro


La mujer no puede contener la curiosidad y mira la cara que juraría le ha guiñado el ojo.
Su parada. Baja y se da de bruces con el mismo cartel. Está en la fachada del cine. Sin pensarlo compra la entrada. La cara tiene una voz ronca y el cuerpo tatuado. La atmósfera carcelaria la llena de desasosiego. El joven guardia, la mala suerte, la superación, la fuerza interior, la violencia, la injusticia.
La mujer llora y se encienden las luces.
El último vagón regresa casi vació. El cartel parece que aguarda expectante.
-Que sepas que he llorado por el joven. Tú te merecías todo.  Ah, gracias por la escena de las gambas.
Antes de bajar la mujer se acerca al cartel y con el dedo acaricia la mejilla de la cara que se ha dado la vuelta para esconder su llanto.

Alguien me pidió si le podía hacer un comentario sobre esta película y esto es lo que he tratado de hacer. Creo que es una buena película y tengo pendiente leer el libro.

Más información aquí

18 pensamientos en “-Una película: Celda 211-

  1. Me ha gustado mucho este texto que se deja llevar por la esencia de una gran pelicula. El razonamiento de una victima, la obsesion y el desenlace. Espeo que anime a los que la lean a verla como me ha animado a mi.
    Un saludo

  2. Por tratarse de un encargo personal en esta ocasión como único comentario al texto remitirte un agradecimiento por tu habitual cálido sentido del humor al destacar la extravangante petición de Malamadre, pues se trata del único momento del film en el que logré esbozar una cómplice sonrisa. Sobresaliente, como siempre, Luis Tosar. Salut.

    • Coincidimos en la escena. Me gustó la película y me sorprendió gratamente que el cine español saliera de tópicos y se adentrara por otros caminos.
      Tosar hizo un gran trabajo
      Salut

  3. Aunque ustedes no lo crean, al afiche principal de la película es muy importante porque atrae la curiosidad de sus espectadores. Pero como nosotros somos amante del cine no solo miramos el afiche para empaparnos de su contenido, sino que sus comentarios para darnos una grosa idea del trama principal de la película. El tema central de esta película ha tenido mucho éxito porque es archi conocido los motines que siempre hay en los recintos carcelarios. saludos sinBalas

    • Bienvenido sinBalas, creo que hemos coincidido en otros blogs pero no en el nuestro.
      En cuanto al cartel/afiche tienes razón. Hay cartelistas que son verdaderos artistas.
      Salut

  4. Jooo!!! Me metí tanto en la descripción de la angustia de la mujer, incluso esperé que saliera el tipo del cartel o para aterrarla o para desmentir su miedo con la explicación de la injusticia que también ella cometía en contra de él…

    Y después, “quedé picado” -como decimos acá- y quiero leer el libro y ver la película [ojala y llegue por estos rumbos]

    Saludos!

    • No sé que películas os llegan (las yanquis todas :lol:) pero si tienes oportunidad y a ves casi que podríamos montar un cineforum.
      Además por lo que te leo debes ser bastante cinéfilo no?
      Salut

      • Pues a veces llega una que otra joya el resto es puro adefesio gringo… Cuesta mucho que incluso lleguen latinoamericanas, a veces por cable sale alguna maravilla. Y sobre todo por recomendaciones de amigos. En realidad me gustan mucho las películas… pero casi nunca veo alguna😛

  5. Me pasó lo mismo que a Adrián. Me pareció que en algún momento fueses a tener una charla intimista con su protagonista. Seguro que te habría quedado genial. Aún así, lo ha sido y es una fantástica forma de animar a la gente a que vea la peli. Lastima que no pensaran en ti en la promo.
    Un abrazo.

  6. Es una peli original, difícil dado lo gastado que está el género y la poca talla de los actores españoles para interpretar tipos duros. En cambio, en el bote pequeño, los actores hacen buena la película, sus personajes se salen, existen más o menos, se hace creíble, y la historia distraída. Mejor que las últimas que llegan de jolivut.

    Una abraçada

  7. Como no he visto la pelicula, me quedo con el paso del prejucio al juicio que experimenta la señora en este micromio atipico,

    me gusta como la señora a partir de un cartel publicitario es capaz de generar dos sensaciones, la primera a partir de sus miedos y la segunda hecha de compasión,

    y todo llevado a cabo con tu maestría en las descripciones,

    salut

    PD: Molta feina en la ciutat gris amb l´excusa del mundial, moltes festes a la que hi ha que anar a netejar i molt poc dormir

    • Creo que te gustará la película, al menos te hará olvidar por poco más de una hora la ciudad gris y sus ajetreos.Salut
      PD: encantada de tornar-te a tenir per aquí. Menys mal que actualitzes el bloc amb els teus sempre impactants relats. No et cansis i disfruta de la bona temperatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s