-La santa-

Estatua humana-Rambla Barcelona

Eduvigis de Lorten es una gran mujer, santa donde las haya. Rosario y cruz sobre la cabecera de la cama para vigilar malos pensamientos. Las acciones bajo las mantas son patrimonio de lo oculto y no tienen que ver con dios.
Cada mañana al abrir los ojos reza al santo del día, o a más de uno, para quedar segura de no dejar nada excluido.
Desayuno frugal, que la gula es pecado.
Lleva vestido negro de seda con cuello blanco de puntillas y botones de nácar, y un bolsito para guardar unas monedas caritativas junto al pañuelo blanco recogedor de lágrimas peregrinas por los pecadores, que gracias a dios no forman parte de su vida.
Y lentamente pasito, pasito  hacia la iglesia, entrando con tiempo justo para llegar al primer banco, dejar constancia de su presencia y sentir el orgullo de tener reservado un sitio preferente.
Realiza los ritos con precisión, adelantándose a veces a la parsimonia del cura, como un apuntador de teatro sacro.
Las manos apretadas se alzan  para dejar caer las monedas. El sonido debe llegar bien alto, hasta los oídos de dios.
En la comunión va la última, no por humildad sino para anotar mentalmente quién si y quién no comulga y hacer conjeturas sobre los motivos, que llenarán la conversación de la tertulia de la tarde.
Salida apresurada para atraer las miradas envidiosas de las menos santas. Las discretas joyas hablan por ella de que puede pero no quiere ser un faro que llame la atención, pero están ahí lanzando destellos.
Y marcha orgullosa de su bondad, pero en el fondo de su alma le  gustaría que aquel Cristo colgado le guiñara un ojo como a la pecadora de Magdalena y no la mirara con desdén.

36 pensamientos en “-La santa-

  1. Que poco me gustan las mujeres como Eduvigis (por cierto gran nombre y apellido has buscado “Eudivigis de Lorten”, como mola!).

    Ya tienes al personaje perfectamente descrito. Ahora solo tienes que incluirlo en una historia😉

    Muy buena la ultima frase. Sacrilegio !

    • No creo que sea capaz de escribir algo mucho más largo que esto, de todas maneras los voy archivanco por si alguna vez me da por alargarlos. Estoy trabajando con los nombres que se me dan mal.
      Salut

  2. Has hecho un retrato impecable y contemporáneo, obviando ciertos detalles!,de muchas mujeres…y hombres de doble moral! Bajo tu pluma rebosante de humor suena divertido, en la vida esta conducta se me antoja siniestra.
    Un saludo

  3. Excelente fotografía. En una ocasión conocí a una chica argentina en una casa de okupas de Barcelona. Conversando me comentó que se dedicaba al teatro. Una cosa lleva a la otra y luego de hablar, inevitablemente del teatro de Lorca, me anunció que se iba a trabajar. Cuándo le pregunté por la obra y el lugar de representación me informó que era al principio de la Rambla de las Flores, que se vestía de no sé qué y se tiraba no sé cuántas horas sin pestañear.
    Su convicción me dejó sin palabras, sembrándome la duda de si no sabía yo lo que era el teatro, pues en mi pobre mente enfermiza, se despertó el sabio que en ella dormita durante 25 horas al día. El teatro, mujeres y hombres representando personajes, con guiones aprendidos, con gestos estudiados, con el arte en las venas, el sacrificio diario, los aplausos del público.
    Sin embargo aquella muchacha fue tan tajante y radical que me creí indocumentado y pasado de moda.
    Quizás no vino al cuento, pero es lo que me salió bajo el influjo de la fotografía. ¿¿¿Quién se esconde tras el disfraz, aquella argentina tal vez, mi mujer celosa, mi jefe dictador, mi fantasma personal, el autor del cuento????

    Abraçada i salut

  4. Mi querida Micromios: mujeres como Eduvigis de Lorten fueron las que me hicieron cuestionarme a mis tiernos 12 años si se iba a la misa o a un pret a porter.
    La has delineado con mucha exactitud y sobretodo has puesto de manifiesto algo innegable, la imagen es todo y la fe es nada
    Un abrazo

    • Lo mismo me sucedió a mi
      Lo del paseillo y la reserva de sitio era algo que viví de pequeña cuando mi madre nos obligaba a mi hermano y a mi a ir a misa los domingos.
      Salut

  5. Vivir de apariencias. Esta Eduvigis tuya es toda una farsante. Una figura tipica de la España profunda. Aunque hoy quiza haya otras empeñadas en consagrar su virtud por otros medios. Curiosa mirada a la mujer estatua que viste en las ramblas. Un saludo

  6. Todas las Euduvigis (¡Señor, que nombre más dificil!) amargarón la vida de alguien. Santas y mártires abocadas a la misantropía. Calaveras de un tiempo que debió quedar en el olvido. Aunque hoy militen por el mundo, ya no son las mismas. No tienen tanta estoicidad como entonces, y creo que muy pocos se lo permitirían .Los golpes de pecho quedaron anticuados y resultan, snobs.
    Un saludo.

  7. conozco varias eduvigis, por desgracia. y varios eduvigis tambien, te dire. son seres infelices que solo viven a traves de los ojos de los demas.
    buena descripcion.
    salut!

  8. Y es que Eduvigis hay por todo lado, las primeras en recriminar y señalar con el dedo sacrosanto para enviar a lo más profundo de los infiernos a todos los “pecadores”.

    Me encanta el final.

    ¡Saludos!

  9. Hola Micro. Macro Libro de Relatos Por Favor. Elegantísima. Como siempre. Fulminante también. Tras una aparente ¿inocencia? ¿sencillez? una compleja fotografía de soberbia atmósfera. Siento no poder recrearme en él esta vez. Entiendo tu Eudivigis de Lorten [coincido con quien ha elogiado el nombre ¡10!] como un personaje simbólico pero resulta soberbia en el espacio religioso. No creo en este Dios. Sin embargo me ha sobrecogido el desprecio con el que he visto a Cristo observando a Eudivigis a su salida de la Iglesia. Salut.

    PD Time Low 10 You Have 10 Minutes Left. Voy a tu otro relato estresadiiiiisima !!!

  10. Imágenes con palabras. Haces un gran retrato de gente que siempre ha existido y existirá, de la que prefiero mantenerme lejos, pero con la que hay que saber convivir, aunque parezca una contradicción. Gente que nunca será feliz en su vida, porque siempre le falta una mirada más, un halago más y hacer una nueva crítica. Pero sobre todo, que nunca se sentirá viva.

    Felicidades.

    P.D. Te animo a hacer la recopilación. Yo las cosillas que voy haciendo las voy maquetando en open office (writer) porque así cuando quieras ya lo pasas a pdf y puedes publicar. Y tienes un libro perfectamente editado.

    Saludos.

  11. Sigo con prisas. Pero alabo el detalle de micarver. Creo que es el primero que habla de la humanidad de Eudivigis. Si Dios fuese tal Dios comprendería que Eudivigis (¡como me gusta el nombre! ¡te lo robaré cuando me anime a escribir mi primera novela! algo así como “Laura a la ciutat dels sants”) tal vez no merezca la mirada de desprecio de Cristo sino de ternura.

    Recopila – No Prometas – Piensa En Edición

  12. Muy interesante descripción de personas que, de pronto en una forma más moderada, existen en varias religiones. Mientras leía, recordaba a una señora que iba a misa cuando yo iba con mis papás, se sentaba en la última silla y regañaba a todo el mundo, una vez me dijo que le dijera algo a mi papá y no le entendía lo que decía. Lo único que se me ocurre decir es que cosas así confirman una de las ideas que he tenido sobre la religión, debe ser algo más personal.

  13. Dear Carme… Me encantó tu manera de recrear un personaje como “Eduvigis de Lorten”, que sin usar adjetivos diminutivos logras dibujar la imagen de un ser repugnante, lamentablemente no obsoleto.
    Saludos

  14. No voy a sumarme a lo anteriormente dicho, no por no compartirlo, sino por no sonar repetitivo. Lo que si te diré, Micromios, es que me gustó mucho esta pequeña descripción porque lograste una atmósfera diferente a las demás historias. En esta se vive una oscuridad y una dureza que a mi parecer te abre caminos para tus micros. Y lo mejor es que te sienta muy bien.
    Buena suerte y más que suerte!

    • Gracias Max, es cierto que intento buscar nuevos caminos, pero a veces no consigo lo que quiero transmitir. Pero no desisto, sobretodo cuando hay gente de sobrada calidad animando.
      salut

  15. A Dios rogando y con el mazo dando… Esta señora debería aceptar que todos somos humanos y carnales, y por lo que parece, ella, más carnal que nadie.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s