-Dos ideas-

Ayer me compré dos ideas en la tienda que hay cerca de la parada del autobús que llega hasta el hospital. Los autobuses traen un rastro de mensajes enganchados del asfalto y en cuanto pueden se cuelan por la tienda. Por esto las ideas que encontré más a mano eran de vida y de muerte. Cierto que había ideas mejores pero eran más caras. Estas son muy trilladas y no cuesta mucho que te rebajen el precio, en cuanto comentas que últimamente sólo lees textos con ellas.
Con mis dos ideas bien envueltas en una bolsita de papel, de las que sirven igual para envolver una barra de pan que para meter unos calcetines de diseño, me dispuse a encender el ordenador.
Estuve un buen rato pensando en como meterlas en el monitor y que fluyeran libremente por todo la pantalla. El cursor con su intermitente y mudo mensaje me apremiaba a que empezara de una vez,  pero las ideas seguían metidas en la bolsita marrón como si tuvieran miedo del lío en que se verían envueltas.
No me dejé influir por su reticencia e introduciendo la mano en la bolsa dejé que el azar decidiera: la vida, había que empezar por allí.
Sinceramente hubiera preferido la muerte, es más literaria, da para mucho. La vida es más simple, cualquiera tiene una, aunque alguno haga lo imposible por deshacerse de ella.
Me animé yo misma y pensé en crear una historia de vida aburrida, esto sí queda literario. Una vida llena de vicios y desgracias aún más. Pero no dejaba en paz la idea de la muerte. La muerte es la muerte.
Al final decidí dejar el azar para la lotería y metí la mano en la bolsita. No encontré nada. La otra idea había desaparecido y encima sólo me quedaba un poco de vida, con tanto disertar la había ido gastando.
Miré por todas partes, no era posible que alguien me la hubiera robado, quién quiere una muerte. Bueno quizás el vecino de la derecha que últimamente entre la mujer, la amante y la crisis le están chupando la sangre y está el pobre buscando una salida que lo deje todo detrás.
No sé como se me ocurrió buscar entre mis documentos y allí estaba, metida el la carpeta que pone descartados. Supongo que fue coherente y se fue directamente al lugar de descanso eterno de mis relatos.
Recuperadas las dos ideas empecé mi gran novela. Durante dos días y parte de sus noches escribí sin parar. Y parí mi obra hecha de vida y de muerte. Seis páginas a doble espacio en Arial 14.
No se puede pedir más a dos ideas que me costaron tan bien de precio en la tienda que vende de todo cerca de la parada del autobús que llega hasta el hospital.

22 pensamientos en “-Dos ideas-

  1. “La muerte convierte la vida del hombre en destino” Malraux, y sin destino no hay historias, ya sean de seis o de tres mil páginas,

    y aunque vivimos la mayor parte del tiempo con la muerte descartada, la muerte nunca nos descarta,

    en esa pugna entre vida y muerte, la que me parece la idea más cara que el vendedor puede ofrecer es la idea de verdad, y a pesar de que haya muchos vendedores que la ofrezcan, dudo mucho de que su proveedor exista,

    vida, duda, verdad, muerte, de todo corazón te digo que este GRAFFITTI me ha llegado al alma, pues ofrece mucho más de lo que hay escrito, mucho más…

    Salut i disfruta del bon temps, que açi també ha arribat i a tots ens ha cambiat la cara.

    • Me gusta que hayas rebuscado en la trastienda y visto el graffiti con las ideas estampadas en colores que pinté tratando de dedir lo que pienso sobre el hecho de escribir.
      Salut
      PD: Per parla, avui plou. M’agrada’t veure’t per aquí. Jo estic acabant la feina i amb ganes de descansar que ha estat una setmana molt dura

  2. Creo que fue Gil de Biedma (seguro, acabo de comprobarlo en Google) quien dijo “que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde”.
    Felicidades de nuevo Micro por este micro tan “macro” que, ignoro tu intención al escribirlo, da para mucho pese a haber partido de dos ideas tan “económicas” además de “trilladas”. Buen valor añadido el comentario de locomer que comienza con un certero Malraux, pasando por la siempre incierta ¿verdad? para terminar … Lo leeré de nuevo en un momento más lúcido pero mientras tanto sigue sumando a “estas” 6 páginas a doble espacio en arial 14, todas las que te sientas capaz de regalarnos, por favor. Gracias.

    PD: Siento que tu semana haya sido dura. Descansa. Salut.

    • gracias por tan macro comentario que alarga más las cualidades del micro-macro. Mis intenciones al escribirlo se pierden en la nebulosa de los pliegues de mi cerebro y aunque siempre estoy a un tris de largarlo a la papelera de reciclaje siempre recapacito pensando que se perderá los estupendos comentarios que le van a dedicar. Como todos los que habéis dejado.
      Salut

  3. Una bolsa llena de ideas,¡que sueño!,para quien quiera escribir. Lo que pasa es que fuiste a un todo a cien y te pasó lo que te pasó! Menos mal que estabas cerca del hospital! La próxima vez no seas tan tacaña y, por favor te lo ruego,dime donde se encuentra esta maravillosa tienda.
    Un saludo a una escritora siempre divertida y ingeniosa.

  4. Ingeniosa como siempre, y como siempre me has dejado con una sonrisa ,mientras deshilvano en mi cabeza el hilo difuso y a la vez preciso con que tejes tus relatos.

  5. otro relato ingenioso y mordaz. Que bien lanzas estas ideas aparentemente inofensivas que inundan la mente de respuestas imposibles. Un saludo.

  6. Un país fantástico, una ciudad de ensueño con tiendas mágicas. Creas un mundo en el cual caben toda clase de ideas maravillosas, con geniales modos de vida, un lugar donde los artistas podrían vivir al margen de lo dictado por las normas lógicas, cerca de las paradas de autobuses que llegan puntualmente a los hospitales, frente a tiendas de todo es posible de lunes a domingo.

    PD. Rompo con el comentario nº 13 por si las moscas revoltosas.

    Mes que un club
    Abraçada i Salut

  7. Siempre tan ocurrente. Supongo que para que la vida exista tiene que haber muerte, pero para otra ocasión, no tengas tanto afán por encontrarla. Si aparece la vida, aférrate a ella y escribe la novela. La muerte ya aparecerá. Tarde o temprano termina apareciendo.

    Saludos.

  8. ah no, averiguame si hacen entregas trasatlánticas y si aceptan tarjeta! aunque por lo que contas, no parece una tienda que venda online ni nada por el estilo… qué lástima, me vendrian tan bien unas cuantas ideas, aunque sea rebajadas…
    muy buen relato
    salut,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s