-El paisaje-

El paisaje divisó el coche y fue a por él, necesitaba saberse hermoso y que alguien le adulara tras un verano seco y un otoño desapacible.
Una mujer que reposaba la cabeza en el asiento trasero fue el destino del despliegue de seducción que se abrió a su alrededor. Pero no hubo oooohs asombrados de tanta maravilla. Ella siguió inmersa en su mundo renunciando a las hermosas vistas que no lograron competir con sus íntimos pensamientos.
Él paisaje viendo que seguía ignorado,  con malas artes lanzó una piedra y golpeó el cristal. Ella levantó la vista y por un momento se quedó mirando. No fue bastante y volvió a concentrarse en su interior.
Él no claudicó y sacó todo un arsenal de lagos, ríos y cascadas que refrescaron el ambiente y lo llenaron de un verde luminoso. El brillante sol se sumó al esplendor del panorama. Pero fue inútil, el mundo interior seguía siendo más importante.
Anochecía, ella seguía ausente y a él ya no le quedaban recursos. La oscuridad empezaba a envolverlo todo. La luna a lo lejos apareció tímidamente. Era apenas un cuerno gris que mendigaba un rayo de sol para no quedar oscura.
Ella levanto la vista y la vio. Observo con ojos entrecerrados cuanto la rodeaba, apenas podía distinguir los árboles y las montañas. La luna le sonrió  y ella le devolvió la sonrisa.
Hermoso paisaje pensó ella, por un momento casi me hizo olvidar mi delito. Con calma se anudó el pañuelo rojo al cuello, acarició la sortija y salió del coche. Levantando los ojos se llevó los dedos a la boca, le mando un silencioso beso a la luna y entró en la comisaría
El paisaje pensó que no importaba la oscuridad, había conseguido que ella se fijara en él.
El único que estaba triste era el sol, su brillo no fue suficiente y la pobre luna se llevo el preciado reconocimiento.

9 pensamientos en “-El paisaje-

  1. los paisajes nocturnos con luna tienen esa extraña magia de permanencia muda de las cosas que nos arrebatan a nosotros mismos, en cambio los paisajes con sol tienen ese punto egoista que pide constantemente como un niño malcriado ser el protagonista, microrelata lleno de sugerencias y como no de subversión micromiana de las cosas, en el que no se sabe la calidad del crimen, pero en el percibo que ella ha conseguido el descanso y la paz.

    com sempre has arranca´t en mi un somriure, que en aquests moments hem dona forçes per encarar una pluja nocturna per anar a fer feina.
    Salut i queda´t el paraigües que m´ha mare ma enviat un chubasquero.

    • Sabes, me gusta que el lector se imagine la historia, que la acabe, que la cambie a su gusto y sobretodo que la mejore.
      Mis micros sin tus comentarios no serían los mismos. Algún dia lo haré al revés te pediré un comentario y escribiré un micro.
      Salut

      PD: tinc unes botes d’aigua que si et fan falta te les envio per fax.

  2. Es verdad que cuando uno se encuentra desanimado, y con más razón,cuando se siente culpable de algún oscuro delito, o como en tu relato, es culpable, la noche se vuelve cómplice y la luz del sol, que todo lo desvela, se convierte en enemiga.
    Un saludo.

  3. Me ha encantado como le das forma, como pincelas con palabras y sensaciones un relato alegórico, elegante y muy romántico. Un abrazo,

  4. Que escena más viscosa, intemporal, de plano de cine negro. La sugerencia como arma de escritura.
    Cuidado Megamicro que las armas las carga el Diablo.

    Siempre sacando lo mejor. Una abraçada. (4-0)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s