-Historia de una botella-

La botella gritaba que no lo hiciera pero el hombre ignoró la súplica y la dejo en el suelo. Empujada por un pie vacilante rodó hasta chocar con la acera que la recibió de malos modos arrojándola de nuevo al centro de la calle.  ¡Se sentía tan vacía!

Ella sólo pedía que la dejaran en el contenedor verde para descansar en paz con los suyos.

En la oscuridad de la noche, un alma caritativa la recogió. Observándola con atención comprobó, tras ponerla bocabajo, que no tenía líquido alguno y la tiró al contenedor. La gratitud de la botella fue inmensa pero le duró poco. Había entrado de cabeza en el  de los plástico. Y acabó rodeada de latas y bolsas de pescado sin posibilidad de escapar.

Atrás quedaron para siempre los sueños de relacionarse con botellas de güisqui añejo, de enredarse con un cristal tallado o que un vaso verde le robara un brindis.

Y para colmo observó consternada que un tetrabrick le guiñaba el ojo mientras la invitaba a dar una vuelta por el contenedor.

17 pensamientos en “-Historia de una botella-

  1. Feliz año!!!

    Jajajaja me he imaginado como el brick le guiñaba el ojo sujerentemente!!! Pobre botella, está condenada a aguantar a bricks pesados el resto de su vida…

  2. Hola Charlotte, la vida de la botella se presentaba muy dura.
    David como siempre va más allá y tiene toda la razón, no dejemos que permitamos que la vida no trate como botellas vacias o que nos envie al contenedor equivocado.
    Salut a los dos

  3. Un texto tan ocurrente como siempre. Podría ser una buena metáfora de las tribus urbanas que se rozan pero no se mezclan. Pero tu texto, al ser abierto,nos deja una duda. Quizá pueda suceder algo entre la botella y el tetrabrick.
    Salut

  4. Creo que todo tetra brick merece una oportunidad, aunque esta haya sido por un error involuntario… de otra manera, todas las hermosas botellas quedarían para las pretenciosas whiskeras.
    Saludos!

  5. Anne eso de la metáfora está muy bien. Igual la historia del tetrabrick y la botella ve la luz algún día (fuera del contenedor).

    MX, es verdad, demósle una oportunidad al tetrabrick.

    Salut

  6. Cada historia es tanto o más sorprendente que la otra. Ocurrentes y divertidas. Con mensajes “sublineales” que dejan pensando. Identificadores y finamente irónicos. Un estilo microminiano único y valioso.
    Un abrazo

  7. Interesante traslado de la personalidad humana hacia unas botellas. Todas, según parece, nacidas de la fermentación, pero, después de cumplir con el requisito de la certificación de su nacimiento; recorren mundos. Entre ellas existe la mas refinada, la mas sofisticada, también, la que sumergida en grande anhelo imagina codearse con quienes son reconocidas y con las que siente que a ha su lado más le valdría la existencia.
    La circunstancia ajena a muchas las ha privilegiado con enmanteladas mesas, pero puestas bajo el ojo critico, pronto han sido depuestas de esa accidental fortuna. En fin, que me ha gustado tu texto.
    Un Saludo…

  8. espero que en el centro de reciclaje tenga una feliz reencarnación,

    ay ay ay, veo que estos días me he perdido mucho y ya me hacía falta una buena dosis de micromios,

    salut i una abraçada

  9. Pingback: Me Aburro En Internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s