Se colgó la escalera

L

escalera se colgó. A sus pies encontraron una nota para el juez. Eran apenas unos arañazos en un papel pero sirvió como prueba del suicidio. Este es el contenido íntegro de la carta.

Señor juez:
Ya no puedo más. El mundo me ha abocado a esto. No me veo con fuerzas para empezar de nuevo. Estoy harta de subir y de bajar, de que me pisoteen, de que me lleven de acá para allá.
Para que no me juzgue mal déjeme contarle mi historia:
Siempre quise ser una escalera de caracol. Sentir que el aire subía formado espirales mientras me contaba historias de caracolas. Me hubiera gustado ser amplia y luminosa pero me encontré empotrada en un rincón atada a una barandilla vertical y con apenas espacio. Un día alguien comentó que bajando y subiendo parecía una striper actuando con la barra. Sólo faltaba aprender a hacerlo cabeza abajo y sería la leche. La dueña, una santurrona mojigata se estremeció y yo pagué los platos rotos, me cambió por un ascensor.
Por despecho me fui a por lo fácil, me empleé de escalera mecánica. Me pasaba las horas arriba y abajo oyendo el susurrar de la barandilla y jugando al escondite con los peldaños. Pero un día se estropeó el mecanismo y me convertí en parada sin derecho a subsidio.
En las oficinas del INEM me empleó un electricista y me volví  una simple escalera de mano, de las conocidas como de tijeras, autosuficiente y segura. No necesitaba motor y me vanagloriaba de ser trasladada con facilidad. Conocí nuevos lugares y una vida al aire libre. Pero echaba de menos la barandilla. Sin ella me sentía desnuda. Y además me quedé toda la noche en la calle y cogí la gripe.
De allí una abuelita bondadosa me recogió y me llevó a su casa.
Me cubrió con una alfombra roja y me sentí una estrella. Pero mi dueña ya no estaba para subir y bajar escaleras y se compró un elevador dejándome abandonada y convertida en un vulgar adorno.
Por todo ello decido quitarme de en medio y que otras se encarguen de subir y bajar, yo me rindo.
PD: Dejo todos mis peldaños a mi amigo JF, gran jugador de póquer que pasa por una mala racha para ver si por fin consigue una escalera de color.

13 pensamientos en “Se colgó la escalera

  1. Siempre original. Creo que deberías depurar tu estilo puesto que es muy personal y auténtico. No todo el mundo puede expresar en tan poco espacio, posiblemente sea bastante más difícil que hacerlo en extenso. Estoy seguro que podrías conseguir juntar suficientes cuentos de una página con ilustración para editar un libro. Yo de ti me lo plantearía, no hablo en balde. Cuenta las líneas que usas, a groso modo, para cada cuento, lo poco que te costaría llenar 30 o 40. Tienes un don que vale un potosí, créeme.

    Bon pont de la Concepció i una abraçada

    Tu compi

  2. Hola Edu, hola G me halaga lo que decís. Edu me lo voy a plantear aunque no sé por donde empezar y si alguien pagaría por leer lo que escribo.
    Un saludo a los dos.
    Buen puente de la Concepció desde un retiro en un pueblo perdido para desconectar (aunque como podeis ver no del todo)

  3. y dónde puedo llevarle flores a la pobre escalera ahora?

    te dejo un enlace de un página que aparentemente aporta facilidades para publicar libros por cuenta propia, no se bien como funciona ya que la he mirado por encima, pero tal vez te sirva. además creo que es de españa por lo que te será más útil que a mi… en este olvidado cono sur… saludos!

    la página es: http://www.bubok.com/

    bye.

  4. valiente decisión la de la escalera, que dona sus organos a un perdedor, me encanta como dotas de caracter a cada etapa de su intensa vida
    como siempre muy bueno

    saludos

    PD: renunciaré a la manteta i a algun café que altre si algún día hi ha per ahi volant un llibre teu

  5. Concuerdo plenamente con Eduard. Tu estilo es inigualable. La capacidad de humanizar objetos y darles vida y sentimientos universales es magnífica y ha ido in crecendo. Cada entrega es mejor que la anterior. Enhorabuena y un abrazo

  6. Llego tarde, suscribo TODOS los comentarios. Al igual que Eduard y Chieseli pienso que tienes un don para escribir microrrelatos siempre sorprendentes y llenos de vida aunque se trate de objetos inanimados.
    Un saludo cariñoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s