Berenjenas

al

No sé por qué siempre he pensado que las berenjenas son unas plantas tristes. Con su cuerpo alargado y elíptico y su color  oscuro recuerdan sufridas viudas  vestidas de luto que se inclinan respetuosas mientras relucen al sol.

Las hay que intentan desprenderse del morado pero no lo consiguen y quedan a medias con esas rayas blancas y lila que les dan un toque elegante.

No son como los pimientos, los colores rojo y verde les redime de parecer unos intestinos gordos y abombados. Sin embargo qué bien se llevan las berenjenas y los pimientos. Ella tan oscura y el tan rojo se unen perfectamente en color y sabor. Hechos que se acentúan cuando ella se desprende al fin del vestido para mostrar un interior blanco y pecoso que no tarda en oscurecerse, para recordarle el luto que ha dejado atrás.

3 pensamientos en “Berenjenas

  1. Es impresionante que puedas escribir asi de algo que a muchas personas les parece tan simple, me ha gustado mucho tu relato =D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s